GPS 32.801407, 130.734277

Parece que me he vuelto a perder. Armado cual samurai con sus espadas, vengo del lejano Oriente en busca de Colorín y no hay manera de encontrarlo. No sé dónde se ha metido. Me abruman las gentes de estas latitudes que, con sus ojos redondos como platos, me miran y cuchichean sin contemplaciones.

No sé durante cuanto tiempo me dolerá el recuerdo de Kumamoto, mi tierra. Ya echo de menos el olor de sus calles, el shusi y su primavera. Ay, primavera… Cerezos en flor que pintan nubes sobre el cielo, y petalos rosas que nos recuerdan lo delicado y efímero de la vida.

Pero sigamos, la búsqueda no puede parar. He oído decir que los habitantes de esta ciudad enloquecen con el verano porque en raras ocasiones tienen primavera. Dicen las malas lenguas que corren delante de los toros y todos visten igual durante diez días. Misterios y rarezas de otras gentes. Más vale que encuentre pronto mi destino porque si no, no sé si mis ganchillos serán suficientes para sobrevivir en esta jungla que va camino ya de preparar sus días locos.

bola640

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s